Tag Archive lesiones

PorAdela

LESIONES MAS FRECUENTES EN EL CORREDOR; FASCITIS PLANTAR

La fascitis plantar es la causa más frecuente de dolor localizado en el talón en los corredores .

Se trata de una reacción inflamatoria debida a la tracción crónica de la fascia plantar en su punto de inserción en el calcáneo.  Esa tensión provoca en la fase inicial la fascitis plantar y si es mantenida en el tiempo posiblemente generará el espolón calcáneo. En ambos casos el objetivo del tratamiento ha de ser “destensar” la fascia para que disminuya la inflamación y por lo tanto el dolor. Podríamos decir, aunque con algunos matices, que el espolón es la continuación natural de una fascitis mantenida en el tiempo.

SÍNTOMAS DE QUE PADECEMOS FASCITIS PLANTAR

Dolor intenso en la zona interna del talón al iniciar el entrenamiento pero que disminuye al correr, volviendo a presentarse cuando finaliza el esfuerzo, o más tarde. El paciente también puede experimentar dolor al realizar los primeros pasos del día, al levantarse por la mañana.

CAUSAS MAS FRECUENTES

– Pies cavos y sobrepeso.

– Exceso de kilometraje por asfalto así como por superficies irregulares y/o con zapatillas sin la adecuada amortiguación.

– Una pronación excesiva que propiciará que durante la fase de apoyo sometamos al arco interno de la bóveda plantar a una tracción excesiva

– Andar demasiado tiempo en chanclas o calzado con sujección insuficiente

– Utilización de zapatillas muy ligeras, minimalistas y con poco drop (poca altura del talón respecto a la parte delantera), sin haber hecho una adaptación previa.

COMO TRATAR LA FASCITIS PLANTAR

Es importante iniciar el tratamiento con los primeros síntomas, ya que de lo contrario el proceso se va cronificando y la fascitis llega a ser muy limitante para la vida normal y deportiva del paciente.

Lo importante del tratamiento es lograr disminuir la tensión que produce la inflamación y por tanto el dolor, no la inflamación por si sola,de lo contrario,la molestia puede mejorar pero lo mas probable es que vuelva a aparecer.

Así pues, la forma más recomendable de tratar la fascitis es la siguiente:

– medicación antiinflamatoria

– crioterapia (hielo aplicado en la zona dolorosa 10min.)

estudio biomecánico para localizar el origen de la inflamación

plantillas personalizadas para reducir la tensión en la fascia y amortiguar el impacto

– calzado adecuado

– adoptar hábitos de estiramientos en la práctica deportiva

– fisioterapia

En el caso de una fascitis rebelde que no responda al tratamiento se puede recurrir a las infiltraciones en la zona con corticoides o con colágeno.

En nuestra clinica podológica en Valencia somos especialistas en este tipo de lesiones y podemos ayudarte a resolverlas de una forma satisfactoria.

 

Adela Alvarez

col. 2615